¿Y tú qué vas a hacer en 2019?



A unas horas de que se termine el primer mes de este nuevo año, llena de proyectos y después de haber pasado unas vacaciones en mi Colombia natal, en donde pude compartir mi familia, hijos, y recibí el año con mi gran amiga del alma unos días en Punta Cana -que llevaré por siempre en mis memorias de felicidad-, decidí emprender algunos cambios en este año.

Los cambios son necesarios porque permiten avanzar. Son complejos porque nos obligan a pensar distinto. Para mí, que trabajo como independiente, el tema de la rutina no es igual que para los que son empleados.

Algunos días estoy llena de consultas, otros días tengo que escribir y tengo entregas editoriales, y otros sencillamente los dedico a investigar, a invertir en las personas que quiero y a pasar el mejor tiempo posible con mis hijos.

Gestionar mi tiempo de forma inteligente es lo que me permite hacer mejores cosas. Y aquí van mis cambios:

El mito sobre el tiempo

¡No se trata de hacer mil cosas a la vez! Este es un falso mito que tenía hace un tiempo.

Ahora, que trabajo en Gestión del tiempo, sé que mi felicidad está en emplear el tiempo que tengo de la mejor forma posible en ese momento.

Y hay tiempo para leer, para estudiar con mis hijos, para cocinar, para mis clientes alrededor del mundo, para llamar a mis padres y para viajar con mi pareja también. Hay tiempo para todo lo que me interesa. Pero ojo, ya no hay tiempo ilimitado para redes sociales, ni para chatear, mucho menos para ver televisión que no ofrece nada nuevo. Si un libro no me transmite algo nuevo: tampoco hay tiempo para eso. Si un cliente no ha avanzado en tres meses, reconozco que ese cliente ya ha cumplido su misión a mi lado. Y digo adiós con agradecimiento.

Algunas de las cosas que he venido haciendo antes no siempre me dejan la sensación de estar aprovechando al máximo el tiempo que tengo, que no es más ni menos que el tiempo que tú tienes. Así que la idea es educar mi mente para hacer de mi tiempo mi aliado, mi socio, mi partner en este viaje que hacemos juntos.

Mañanas mucho más felices

Es un truco que muchos expertos en tiempo tienen como mantra. Las mañanas son el tiempo de mayor productividad, la mente está preparada para retos nuevos, para organizarse y emprender. ¡Aquí la energía está en su nivel más alto del día!

Cuando empecé a invertir las mañanas en función de mi tiempo y felicidad, me di cuenta de estas revelaciones:

1. Madrugar ayuda a tener tiempo de calidad

2. Antes de que se despierten los niños soy capaz de ver todo mucho más claro

3. Lo primero que ingresa en mi cuerpo es lo que más felicidad me traduce: agua con limón o té me traducen sensaciones maravillosamente positivas

4. En la madrugada los ruidos son menores, no hay llamadas y el tiempo rinde por la ausencia de distracciones

5. Después de tomar el té lo siguiente que hago es apuntar en mi agenda los objetivos del día

6. Después de 8 horas de sueño mi cuerpo está preparado para las tareas más importantes

7. Por la mañana cualquier noticia negativa nos permite pensar en más soluciones

Cumplir objetivos y metas, ¿cuál es la diferencia?

Como coach sé que mi trabajo consiste en acompañar a las personas a que cumplan sus objetivos. También yo me rijo por objetivos. Cada día tengo tareas que me acercan a cumplirlos. La diferencia entre los objetivos y las metas es que los objetivos se dividen en metas. Cada día las metas aparecen en la agenda y se van completando una después de la otra, no siempre en el orden en que las he apuntado.

Ahora bien, ahora, en este 2019 las metas apuntan únicamente hacia la felicidad.

Todo lo que me haga sentir que ni fu ni fa, que me distrae de mi objetivo, que no me procura satisfacción, o que me haga sentir mal saldrá de mi agenda. No será en plan robótico, aunque no tendré que pensar mucho si algo me satisface o no.

Por ejemplo, sabemos lo que nos hace sentir estas acciones:

¿Me producen felicidad?

Responde con Sí o NO

Estar en facebook sin ton ni son

Comerme un montón de harinas y azúcar

Ir a pasear al parque

Ver a esa persona que sólo se queja

Ir al mismo terapeuta, sicólogo, o profesional sin obtener resultados distintos desde que empecé

Y así podría estar sumando acciones que hacemos de forma automática, o por rutina adquirida, o por ese insensible porque sí.

¡Este año se acabaron los porque sí!

Será un año de acciones conscientes. De retos más sensibles. De personas reales y de cumplir esa frase mal atribuida a Hemingway: ¿Quiénes son sus personas favoritas? Las que no me molestan. Así de sencillo. Habrá tiempo para ver a la familia, para los clientes nuevos, para seguir investigando, para madrugar y escribir, para cocinar nuevos platos con mis dos hijos maravillosos, para ir a conocer nuevos paisajes con mi pareja, para escribir un nuevo blog, para concentrarme en los cursos que doy a las empresas y a las parejas que quieran mejorar y habrá tiempo para amar y para dar gracias por estar viva.

Si quieres aprender a gestionar mejor tu tiempo y alinearlo a tus objetivos de felicidad:

cita@mariapasion.design

https://www.facebook.com/mmariapasion.es/

whatsapp: http://wa.me/34616838002

#coaching #coach #mariapasion #mañanas #gestiondeltiempo #coachingmariapasion #coachtiempo #2019 #timemanagement #coachespaña

15 vistas0 comentarios